Láser de CO2 Fraccionado Chicago

¿Qué es un láser de CO2?

Los láseres de CO2 se han utilizado durante muchos años en el sector médico. Esta longitud de onda específica de la luz se absorbe bien por el agua y, debido a esta característica, se han utilizado en la cirugía como herramienta de corte en el rejuvenecimiento de la piel. Nuestra piel es agua en un 80% y la longitud de onda de CO2 se siente atraída por ésta. Hace años, cuando este láser se introdujo por primera vez en tratamientos para el rejuvenecimiento de la piel, la capa superior de la piel (epidermis) se vaporizaba o extirpaba. Al eliminar esta capa la piel nueva, más firme y espléndida sustituía a la antigua. Los pacientes aumentaban la producción de colágeno, conseguían un efecto tensor, el pigmento anormal se eliminaba y las arrugas se reducían notablemente. Sin embargo, el tiempo de recuperación e inactividad tras este tratamiento era de más de 2 semanas, con un enrojecimiento residual que duraba hasta 3 meses en algunos pacientes. También surgían complicaciones con demasiada frecuencia y el tratamiento sólo era apto para la zona facial. Pese a las complicaciones, el tratamiento de estirado y rejuvenecimiento que se logra con este láser sigue siendo muy bien considerado dados los grandes resultados que se obtienen. Con el progreso tecnológico tenemos ahora una alternativa que nos ofrece resultados similares pero con un bajo riesgo de complicaciones. Este nuevo láser utiliza la misma longitud de onda de CO2 de manera fraccionada.

En el láser fraccional de rejuvenecimiento el rayo láser se divide o fracciona en muchos pequeños micro-haces que se separan al topar con la piel. Algo similar a los píxeles de una fotografía digital o la placa en un juego de damas. Se crean miles de pequeñas heridas microscópicas láser separadas entre ellas a distancias iguales, pero dejando áreas de piel no tratada sana entre ellas. Las células de la piel no tratada migran hacia las heridas para que la piel cicatrice rápidamente. Este proceso, llamado “re-epethielation”, se da durante 4- 5 días, en lugar de 2 semanas como en el caso del láser tradicional de CO2. La nueva piel es más tensa, con poros más finos y la pigmentación mejora bastante.

¿Cuántos tratamientos se necesitan?

A diferencia de los tratamientos con láser de CO2 tradicional de extirpación, se puede necesitar más de un tratamiento para obtener resultados óptimos. Cada tratamiento es individualizado y el porcentaje de piel que se requiera tratar determina si serán necesarias uno o dos tratamientos. En muchos pacientes una sola sesión logra grandes resultados.

¿El tratamiento es doloroso?

La mayoría de pacientes tolera bien la sensación de calor y de “alfileres y agujas”. Para aliviar posibles molestias se administra una combinación de medicación oral y un anestésico tópico, e incluso se pueden usar inyecciones de anestesia. El tratamiento se completa en unos 30 a 40 minutos.

¿Cuándo puedo reanudar mi actividad normal?

La intensidad del tratamiento requiere un poco de descanso. Al estar extirpando o eliminando capas superiores de la piel, se necesitan de 3 a 5 días para permitir que la piel nueva crezca y se cure. Tras unos días durante los que el rostro parece que tenga ampollas por el sol, la piel empieza a recuperarse y reconstruirse poco a poco. En estos primeros días la piel se trata con ungüentos tópicos. Cuando la nueva capa de piel ya se ha formado y el Keeling se ha completado, la piel está roja un máximo de 2 semanas. Se puede aplicar maquillaje para ocultar la rojez.

¿Este láser se puede usar en otras partes del cuerpo?

¡Sí! El uso de este láser es seguro en cualquier piel, incluso el cuello, los brazos, las manos, el pecho y la espalda.

¿Cuánto tiempo duran los resultados?

Durante meses, la piel sigue reparándose y reconstruyéndose desde el interior, estimulando la creación de nuevo colágeno que ayuda a tener una apariencia más uniforme, suave y tersa. Los cambios que se producen en la epidermis y la dermis son permanentes. Un buen cuidado de la piel y protección solar ayuda a mantener los resultados durante años.